martes, 27 de marzo de 2012

Continuación de Aprendiendo a amar

Supongo que no quedaba ninguna duda de que iba a seguir la historia pero  lo aclaro. ¡Voy a escribir la segunda parte de Aprendiendo a amar!
Ahora solo me falta la parte más importante vuestras sugerencias porque... ¡todos querréis un final distinto! Y eso a mí me anima a escribir e incluso me inspira.
Un besazo a todos los lectores.

martes, 6 de marzo de 2012

lunes, 5 de marzo de 2012

4 - Discoteca


Hice el trabajo que me había mandado el profesor, se lo tenía que entregar la semana siguiente. No quería deberle nada y aún no podía aclarar del todo mis sentimientos. Lo veía todos los días pero evitaba quedarme a solas con él todo lo posible. Mateo había empezado a salir con la zorra de Sofía y yo estaba siempre acompañada por los chicos. Un viernes decidimos salir para relajarnos los cuatro, así que nos pusimos la ropa de fiesta y fuimos a la discoteca más cercana.

sábado, 3 de marzo de 2012

3 - Profesor


El lunes me desperté con el sonido del despertador. No tenía ganas de levantarme y enfrentarme al mundo, pero lo haría con ayuda y eso era lo que más fuerte me hacía sentir.
-¡Mi novia!-gritaba exageradamente alto- ¿Dónde está mi novia?- preguntó mientras entraba en la habitación.- ¡¡Aquí estás!! Necesito que me rasques la espalda- dijo Dani finalmente. Consiguiendo que todos nos riésemos de él.

viernes, 2 de marzo de 2012

2 - Traición


Esa noche me arreglé como nunca para ver a Mateo. Sabía que sería una cita especial pues era la primera desde que éramos novios. Estaba nerviosa y expectante. Era solo una fiesta de la universidad que organizaba un amigo en común pero decidimos ir juntos y hacer pública nuestra relación en ella. Me vestí con un vestido, que simulaba ser seda, rojo y con un escote de infarto, tenía la espalda al descubierto y una gran abertura lateral en la falda. Me maquillé ligeramente, pues no me gustaba demasiado ocultarme debajo de una máscara, lo imprescindible para resaltar mis labios. El pelo lo dejé suelto dado que lo tenía largo y quería lucirlo. Habíamos quedado a las 23:00 pero sabía que la fiesta empezaba antes y no me iba a negar un poco de diversión pre- anuncio de nuestro noviazgo. Así que como habíamos quedado allí mismo decidí adelantarme para ir divirtiéndome con mis amigos. Compartíamos piso los cuatro. Yo y tres chicos más. No sé porqué pero no me llevaba demasiado bien con las mujeres. Suspiré. Estaban los tres guapísimos con su traje. Sonreí. Iba a ser la envidia de la fiesta.

jueves, 1 de marzo de 2012

1 - Aburrimiento


Era un día normal en la universidad, se entiende que quiero decir largo, exasperante y sobretodo tedioso. No podía soportar más a este profesor. Estaba dando una clase magistral, según susurraba detrás mía la chica popular de la universidad (que babeaba cada vez que lo veía), si claro, magistralmente aburrida... Sonó el timbre haciendo que saliese de mis ensoñaciones.